Top 6 formas para conseguir financiamiento en pymes

¿Cómo conseguir financiamiento seguro más allá de las formas tradicionales?

Tú, nosotros y todos entendemos el financiamiento en pymes como el proceso por el cual una empresa capta fondos. Los recursos obtenidos pueden utilizarse para cubrir la adquisición de bienes o servicios o para hacer distintas inversiones. Es decir, el dinero se puede utilizar para pagar a proveedores o empleados, o incluso para cubrir los gastos de un proyecto. ¿Todo claro hasta aquí?

Sin embargo, no todo es tan fácil como parece. Cualquier financiación obtenida puede conllevar alguna obligación futura, como pagar una cuota periódica con intereses en un crédito bancario. O la repartición de las ganancias en forma de dividendos en acciones. Por tanto, ¿cómo conseguir financiamiento seguro más allá de las formas tradicionales?

¡Te lo contamos en este post!

6 formas de conseguir financiamiento en pymes

Te contaremos las opciones que muchas empresas, como la tuya, eligieron cuando requerían financiación para sus proyectos.

Puede que muchas de las pymes que conoces fueran un simple proyecto en sus inicios. Startups con ideas prometedoras que buscaban financiación, algo que no es, precisamente, una tarea sencilla. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos y a la evolución del mercado, cada vez son más las vías que surgen para encontrar fondos y poner en marcha una empresa.

¿Tienes una pyme y no sabes cómo obtener financiación? Toma nota de las opciones más demandadas a lo largo de los años:

  • Crédito bancario

Pedir un préstamo al banco es la opción más habitual en el ecosistema empresarial español. De hecho, la propia Confederación Española de Garantía Recíproca (CESGAR) afirmó que “el 82% de las pymes que necesitaron financiación durante 2017 acudieron a las entidades bancarias”. Desde hace mucho tiempo, el crédito ha sido una solución demandada por muchas empresas para disponer del efectivo que necesitan a la hora de afrontar los gastos cotidianos del negocio.

Los créditos Pyme son préstamos bancarios para ayudar al crecimiento de pequeñas y medianas empresas. Es solicitado para lograr flujo de operación y liquidez y puede usar el crédito para adquirir activos fijos, realizar una remodelación o simplemente obtener equipos. Entre sus principales ventajas del financiamiento de pymes a través del crédito están: la posibilidad de afrontar riesgos o imprevistos, llegar a mejores negociaciones, aprovechar nuevas oportunidades de negocio, mejorar la pyme y generar el rendimiento que deseas.

  • Fondos de capital riesgo

Es la aportación de recursos financieros a empresas no cotizadas y con un elevado potencial de crecimiento. No obstante, la aportación se hace de forma temporal (en torno a los 3 o 10 años). Cuando un fondo de capital riesgo invierte en una pyme, pasa a ser un accionista de la misma. Es decir, toma a cambio una participación mayoritaria o minoritaria. Sin embrago, el principal objetivo del capital riesgo es contribuir al nacimiento, expansión y desarrollo de una empresa para que su valor aumente.

¿Puede realizarse la inversión de capital riesgo en cualquier etapa de la vida de una empresa? La respuesta es sí. De hecho, cuando el negocio se encuentra en fase inicial o temprana, recibe el nombre de Venture Capital. Y cuando la aportación se dirige a pymes en crecimiento o ya consolidadas, la inversión es conocida como Private Equity.

No creas que las entidades de capital riesgo aportan solamente recursos financieros, sino que también brindan asesoramiento, credibilidad frente a terceros, experiencia en otros sectores  y profesionalidad del equipo directivo. En definitiva, son capaces de alinear los intereses de los gestores y los accionistas.

  • Aceleradoras e incubadoras 

Son instituciones encargadas de acoger una serie de proyectos y acelerar su crecimiento. Les ayudan, sobre todo, en su etapa inicial para configurar su modelo de negocio, la estrategia de captación y la financiación. Aunque las aceleradoras e incubadoras son más habituales en la financiación de startups, también pueden intervenir en la inversión de las pymes para conducirlas hacia el liderazgo. De hecho, las aceleradoras están destinadas a acelerar el desarrollo y el crecimiento en etapas avanzadas, mientras que las incubadoras apoyan a los negocios en su momento más fundacional.

  • Subvenciones y ayudas públicas

¿Quién no ha escuchado hablar de estas alternativas? Aunque la Administración Pública no financia proyectos empresariales de manera directa, sí que pone a disposición de los negocios distintas subvenciones para financiar sus proyectos. Solo se necesita cumplir con una serie de requisitos para poder tener acceso a ellas. Además, la mayoría de estas ayudas están orientadas a emprendedores del área tecnológica que buscan la internacionalización. Un claro ejemplo de este tipo de financiación es la iniciativa NEOTEC, que pretende apoyar a la creación de nuevas empresas de base tecnológica en España.

  • Factoring

Es una alternativa 100% enfocada en las pymes y consiste en un contrato a través del que una empresa traspasa el servicio de cobro futuro de los créditos y facturas a su favor. A cambio, recibe el dinero inmediato de estas operaciones. ¡Es fácil!

Imagina que quieres aumentar la liquidez de tu empresa pero no sabes por dónde empezar. ¡El factoring es una alternativa! Pero ¿cómo funciona? Para ello, puedes acudir a una entidad financiera y ofrecer el anticipo del valor de las facturas por cobrar. La entidad realizará un descuento por pagar por anticipado el valor.

Sin embargo, tus obligaciones como empresa dependen de la modalidad de factoring pactado con la entidad. Cuando es con recursos o responsabilidad propia, deberás responder a la entidad en caso de que el pagador no pueda asumir el valor de la factura. Por el contrario, en un factoring sin recurso, no tienes que pagar si el comprador no asume la factura, pero asegúrate de que no tengas discusiones comerciales con el mismo.

  • Crowdfunding

¿Eres de los que piensan que el crowdfunding es solo para startups? Las pymes también pueden beneficiarse de este tipo de financiamiento alternativo para conseguir la inversión que necesitan.

 Es una fórmula muy particular en la que la financiación proviene de distintas fuentes o usuarios que deciden invertir en un proyecto o causa con pequeñas cantidades de dinero. Algunas de las plataformas más conocidas son Verkami o Lánzanos.

¿Se te habían ocurrido estas u otras opciones para obtener financiamiento en tu pyme? Cuéntanoslo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba