Qué son los business angels: definición, ventajas y desventajas

¿Existen realmente los ángeles en el mundo de los negocios?

Parece que sí. Y además, su papel es fundamental para que muchas startups salgan adelante y lleguen a alcanzar el éxito. No tienen alas, pero cuentan con la intuición, experiencia y capital fantásticos para invertir en nuevos proyectos potenciales.

¿Dónde está mi business angel? Es la gran pregunta que todos los emprendedores se lanzan cuando empieza a faltarles dinero para su proyecto. Hoy vamos a ponernos en la piel de los inversores ángeles para saber qué son, cómo se sienten y qué les impulsa a invertir en startups.

Presta atención y acompáñanos, porque han dejado un legado escrito a su paso por la fase inicial de muchas empresas. ¡Empezamos!

La definición de business angel

Es una persona que invierte parte de su propio capital en startups o proyectos emergentes a los que, además, puede asesorar de forma personalizada. Busca una rentabilidad a largo plazo, pero no es su principal motivación. No invierten para olvidarse de las empresas hasta conseguir beneficios, sino que tienen un papel activo sobre estas.

Aportan conocimiento, experiencia y profesionalidad. Y a diferencia de las entidades de capital riesgo, encargadas de administrar el dinero de terceros en un fondo, los business angels invierten su propio dinero. Este capital es aportado en la fase inicial del negocio, después de las 3F (family, friends and fools, o familiares, amigos y locos). 

Conseguir cantidades de dinero elevadas de parte de familiares y amigos es una utopía que muy pocas veces se materializa. Por tanto, necesitan la inversión del business angel en una segunda ronda de financiación en proyectos con un alto potencial de crecimiento y escalabilidad. 

Una idea de negocio puede quedarse en solo una idea si no encuentra la fuente de financiación que necesita para su desarrollo. Los business angels son la solución alternativa para multitud de negocios en fases iniciales, no solo desde el punto de vista económico, sino también desde su experiencia. 

Invierten su dinero y su tiempo en nuevos proyectos y se dedican en cuerpo y alma a las startups que se encuentran en fases tempranas. 

¡Cualquier plan de negocio es una apuesta vital para el emprendedor!

¿Cuál es el riesgo asociado a este tipo de inversiones?

En realidad, el riesgo es muy alto. Son inversiones sujetas a la dilución de las rondas en el futuro. Muchas startups se quedan a medio camino cuando se trata de alcanzar el éxito, lo que hace que pierdan un gran porcentaje. En este sentido, los business angels buscan inversiones con un alto potencial de multiplicarla por 10 en un periodo aproximado de 5 años. Incluso, por 20 y 30 en 7. Para ello, planifican estrategias de salida, como la oferta pública. 

Ventajas y desventajas de los inversores ángeles

Todo tiene su parte positiva y negativa, en las inversiones iniciales no iba a ser menos. Por eso, hemos recopilado las principales ventajas y desventajas de los business angels:

Ventajas de contar con un business angel en startups:

  1. Conlleva menos riesgos que la financiación tradicional. No debe ser devuelta en caso de que el proyecto fracase.
  2. Aporta experiencia, conocimiento, consultoría y contactos, por lo que facilita la escalabilidad del negocio. 
  3. Es una forma fácil, rápida y eficaz de obtener financiación en empresas emergentes, tanto en España como en otros países.
  4. La empresa no necesita hacer frente a los pagos o intereses, ya que el capital es aportado de forma limpia. 

Desventajas del business angel en startups:

  1. Puedes perder parte del control de tu negocio, aunque esto no tiene por qué ser negativo si el inversor es un experto que busca el crecimiento del mismo por el bien de ambos.
  2. La búsqueda de un buen inversor requiere tiempo, esfuerzo y mucha dedicación. Por eso, es recomendable listar tu startup en plataformas de financiación modernas, como el crowdfunding o la tecnología blockchain. 

Si tienes dudas, llámanos. En La Roseta estaremos encantados de ayudarte a resolverlas.

¿En qué se diferencia un business angel y un venture capital?

Hablamos de dos escenarios diferentes con un mismo telón de fondo: la inversión en startups. La principal diferencia entre estos dos modelos de financiación es que el business angel invierte su propio dinero, mientras que las entidades de venture capital lo hacen con fondos OPM (Other People’s Money). Este dinero proviene de personas que confían su patrimonio en estas empresas, por lo que son inversiones basadas en la confianza plena. 

¿Cuál es la mejor opción? En realidad, no hay mejores ni peores, todo depende del tipo de financiación que necesites y el negocio que tengas. Aquí van algunos consejos para que salgas de dudas:

  • Conoce las diferencias entre estos modelos de financiación.
  • No pienses cosas del tipo “cuanto más grande sea la aportación económica, mejor”. 
  • Un business angel no garantiza el éxito, 8 de cada 10 startups no lo logran.

Si te estás preguntando por qué los venture capital no invierten en pequeños proyectos, aquí te traemos la razón. Imagina un fondo de U$S5M. Si se hicieran inversiones de U$S100.000, deberías hacer 50 inversiones, lo que supone un gran coste, tiempo y esfuerzo. Y aunque el proyecto alcanzara el éxito, las ganancias sobre el total del fondo no serían completamente representativas.

Te equivocas si piensas que la idea es todo.

¿En qué momento una startup solicita la ayuda del business angel?

Ahora que ya conoces la definición del business angel, sus ventajas y desventajas, es el momento de profundizar un poco más.

Desde que una startup nace hasta que se consolida, pasa por algunas etapas bien diferenciadas en función de su madurez: semilla, puesta en marcha y temprana. Sin embargo, los inversores ángeles no tienen porqué estar presentes en todas ellas. Lo más habitual es invertir en las etapas iniciales del desarrollo, dado que quieren tener un papel activo en la misma. 

El papel de los business angels en startups españolas ha sido decisivo desde la crisis económica del año 2008. Y ahora, también lo es durante la pandemia del COVID-19, dado que no han dejado de invertir pese a la situación. De hecho, según el informe Business Angels 2020, la inversión en startups: actividades y tendencias, de la Asociación Española de Business Angels Networks:

  • “La actividad de los business angels no solo resiste, sino que en algunos verticales salen reforzados”.
  • “En un entorno de transición digital acelerada y bajo tipos de interés, tanto la creación de nuevas empresas de base tecnológica como los fondos destinados a financiarlas están explotando”.
  • “Más y mejores business angels que, a través de las redes que facilitan su formación y la búsqueda de oportunidades, serán claves en parte de la recuperación de empleo tan necesaria en los próximos años”.
  • “En 2019, la actividad de los BA fue excelente para la inversión de startups, batiendo records de operaciones directas y a través de fondos de capital riesgo y plataformas de crowdfunding”.

¡Invertir es parte del presente y un catalizador del futuro! Tener un buen business angel no garantiza tu éxito, pero sí comenzar con una buena base.

¿Quieres formar parte del éxito de las empresas en el futuro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba