¿Qué buscar en una startup al invertir? Encuentra el próximo unicornio

Hoy queremos compartir contigo todo lo que deberías buscar en una startup a la hora de invertir. ¿Que cómo encontrar el próximo unicornio?

Después de varios meses hablándote de diferentes formas de invertir en nuevos proyectos, tendencias y funcionamientos, ha llegado el momento de conocer los elementos que debes buscar a la hora de invertir. No solo hablamos de confianza y escalabilidad, sino de mucho más. 

¡Acompáñanos y no te lo pierdas!

Qué es una startup unicornio 

Cada vez es más habitual escuchar hablar de las startups unicornio, pero ¿qué son exactamente? El término fue utilizado por primera vez en 2013 por el fundador de Cowboy Ventures y especialista de capital riesgo, Aileen Lee. Se trata de una empresa tecnológica que alcanza un valor muy alto en el proceso de vida de la startup antes de cotizar en bolsa.

¿Y por qué unicornio? Parece ser que el verdadero significado de su relación con las startups es que, por un lado, el unicornio es un ser mitológico, y, por otro, una compañía que alcanza un valor demasiado alto es muy inusual. Es decir, se da en un porcentaje de empresas muy bajo.

¿Qué startups podemos considerar unicornio? En principio, aquellas que alcancen un valor de mercado de más de mil millones de dólares en menos de 10 años y sin haber acudido a bolsa. En realidad, debe producirse una disrupción en el mercado y generar un cambio de paradigma.

Las 8 características de una startup unicornio

Los proyectos que llegan a considerarse unicornio deben tener una fuerte influencia en la  cultura social. Suelen ser negocios B2C que llegan al consumidor de forma directa. A continuación, te mostramos cuáles son sus principales características:

  1. Tienen menos de 10 años de vida. Son empresas jóvenes y con una alta capacidad para crear nuevas necesidades en los primeros años de vida.
  2. Financiación privada. Además, no cotizan en bolsa. Estas empresas se construyen en base a capital totalmente privado. ¿Un ejemplo? Facebook antes de salir a bolsa.
  3. Disrupción. Son negocios que buscan generar un cambio rompedor e innovador en el sector. Uber es un buen ejemplo.
  4. Enfoque B2C. Son negocios cuya actividad pretende llegar directamente al consumidor final. Además, el cliente está en el centro.
  5. Crecimiento acelerado en la valorización. Tienen una gran acogida por parte del público y eso hace que aumenten su valor en muy poco tiempo.
  6. Equipo joven. Normalmente, estas compañías están formadas por personas jóvenes. Además, son empresas multidisciplinares y multiculturales.
  7. Relación con las redes sociales. Muchos de estos negocios han logrado impulsarse con el auge de las redes sociales y las nuevas tecnologías.
  8. Expansión global. Las mejores startups nacen con una mentalidad global que les permite crecer de manera rápida.

Ahora que ya conoces las principales características de las empresas unicornio, veamos algunos ejemplos de estas:

  • Uber. Seguro que has escuchado hablar de esta aplicación móvil que permite solicitar un vehículo de transporte con conductor en multitud de países de todo el mundo. 
  • Airbnb. Esta plataforma ofrece alojamientos turísticos.
  • Stripe. Es un sistema ideal para recibir pagos por internet.
  • JUUL Labs. Es una compañía de cigarrillos electrónicos.
  • Didi Chuxing. Es una empresa de transporte que proporciona vehículos de alquiler

Todas estas empresas chinas y estadounidenses son un claro ejemplo de la multitud de sectores que pueden abarcar las startups unicornio.

¿Buscas una startup para invertir? 3 cosas que deberías tener en cuenta

Esto es igual que preguntarse en qué proyectos invertir o cómo definirías un buen proyecto. Pues bien, tenemos todo lo que deberías buscar al invertir en startups: 

  • Viabilidad y ventaja competitiva. Comprueba si el proyecto en el que vas a invertir tiene un mercado claro. Un indicador de confianza son los primeros clientes, incluso más que cualquier estadística, ya que muestra un mayor acercamiento a la realidad y una mayor aceptación. 
  • Que sea invertible. ¿Y qué significa esto? Hablamos de la escalabilidad, de cómo puede crecer una empresa de aquí a unos años. La startup es más escalable a medida que combina su potencial de desarrollo con la capacidad de internacionalización. 
  • Que sea factible. Comprueba si el proyecto cuenta con un equipo sólido, con personas que responden a varios perfiles y que sea diverso. 

Ahora bien, estos no son los únicos requisitos que deberías tener en cuenta al elegir una startup para invertir, sino que existen otros aspectos importantes, como:

  • Los riesgos de la inversión. La innovación ya es de por sí una tarea arriesgada, ya que gran parte de los lanzamientos de nuevos productos y servicios fracasan. Al menos, desde el punto de vista de un inversor que busca un buen retorno.
  • El tiempo que tarda en dar frutos una inversión. Además, no es lo mismo entrar en una primera ronda de financiación que en la tercera, ya que, en general, en esta última hay un modelo de negocio con resultados más prometedores.
  • La rentabilidad que puedes obtener. Podrías haber sido uno de los primeros inversores de Amazon o Google, ¿te imaginas? La rentabilidad de un nuevo proyecto no suele venir de los dividendos, sino de vender la participación cuando la empresa tiene mucho potencial (business angels y capital riesgo).

¡Invierte con los pies en la tierra y la mente en las startups potenciales! Si dudas, llámanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba