Ejemplos de empresas financiadas por business angels

¿Y si te dijéramos que algunas de las empresas con las que interactúas a diario fueron financiadas por business angels? ¿Te imaginas haber invertido en Google cuando era una simple idea en un garaje de Silicon Valley?

Muchos inversores dejaron de soñar para hacerlo realidad, dado que gran parte de la financiación inicial de empresas de reconocido prestigio ha sido fruto del business angel. El éxito de economías como la estadounidense lo debemos, en gran medida, a la flexibilidad con que los negocios responden a los cambios. En Europa, sin embargo, se ve mermado por la complejidad de los emprendedores para obtener financiamiento. 

¿Qué hacen las empresas en estos casos? La opción más inmediata es recurrir a los bancos y al venture capital (capital riesgo), pero estos instrumentos no están lo suficientemente preparados para satisfacer las necesidades de capital de los emprendedores. En su lugar, el business angel se ha convertido en una alternativa ideal para la financiación.

¡Hablemos de esta fuente de financiación en profundidad!

¿Qué significa business angel en el mundo de la inversión?

En su sentido más genérico, un business angel o inversor ángel es una persona que decide invertir su propio dinero en proyectos emergentes o startups. Estos inversores no solo aportan su capital, sino parte su experiencia en la gestión de empresas. Son inversiones a largo plazo, sin grandes expectativas en cuestión de dividendos y sus participaciones suelen ser minoritarias. 

En definitiva, se convierten en la solución financiera que muchas startups necesitan. De otra forma, sería prácticamente imposible acceder a capital, dadas las reticencias de los bancos y los emisores de capital riesgo.

¡Business angel representa la mayor fuente financiera de capital riesgo para proyectos innovadores!

Características de la financiación de business angels

Si has llegado hasta aquí, probablemente estás buscando nuevos proyectos en los que invertir. O mejor aún, puede que estés a un paso de convertirte en un business angel exitoso. 

En cualquier caso, hemos puesto a tu alcance las principales características de esta fuente de financiación:

  • Invierten en negocios con los que no guardan ningún tipo de relación personal o profesional previa.
  • Invierten su capital en sectores en los que ya conocen y tienen experiencia.
  • Inyectan valor y se implican en el proyecto más allá del plano económico, pudiendo incluso tomar decisiones sobre el mismo.
  • En muchas ocasiones, mantienen el anonimato ante terceras personas. Sin embargo, esto no sucede siempre, pues hay business angels muy reconocidos en España.
  • Invierten dinero propio, por lo que asumen un gran riesgo de forma directa.
  • Invierten, sobre todo, en la fase inicial de las empresas.
  • Buscan obtener rentabilidad, aunque no es su única motivación, ni tampoco la principal. 

Hasta aquí, todo claro. Sin embargo, la pregunta que ahora te lanzamos va más allá. ¿En qué se fija un inversor ángel a la hora de invertir en nuevos proyectos? ¿Qué necesita hacer una empresa para convertirse en un objetivo para los business angels?

A continuación, te mostramos algunos criterios de inversión vitales:

  • Descripción del negocio, desde su temática, hasta la viabilidad financiera, técnica y comercial.
  • Exposición en plataformas de financiación modernas, como el crowdfunding o la tecnología blockchain.
  • Sector. La mayor parte de estos inversores ponen la mirada en proyectos del sector tecnológico. 

¡Antes de decidir sobre una inversión, busca toda la información al respecto!

¿Conoces las empresas financiadas por business angels?

Hemos comenzado este post con un objetivo muy claro: mostrarte el nombre de algunos negocios financiados con inversores ángeles. Probablemente, no lo sabías, pero Facebook, Google y Starbucks usaron esta alternativa para salir adelante con sus ideas de negocio. Pero no son las únicas…

  1. Google. Nació como un proyecto de clase de dos universitarios, Sergey Brin y Larry Page. Primero, obtuvo financiación de BA para sacar adelante el negocio. Y segundo, se convirtió en el hogar de multitud de plataformas donde darse a conocer. A Sergey y Larry se les ofreció la posibilidad de convertir su idea de negocio inicial en una empresa real. Para ello, la universidad aportó millones de dólares en su fase inicial y se convocaron varios inversores. Michael Moritz, de Sequoia Capital, decidió invertir en Google en el año 1999. 
  2. Amazon. Nació en 1994 y fue lanzada por Jeff Bezos. Pese a lo inusual que resultó su plan de negocios inicial, con multitud de quejas en los accionistas por la tardanza en obtener rentabilidad, a principios del siglo XXI creció hasta convertirse en un protagonista de las ventas por internet. Parece que la compañía estuvo al amparo de un business angel, ya que obtuvo inversión de este modelo, aportando experiencia, capital y sabiduría en el negocio. ¿Te suena el nombre de Thomas Alberg?
  3. Starbucks. A lo largo de sus 50 años de historia, la compañía se ha convertido en una de las más conocidas a nivel mundial. Podríamos decir que se trata de la cafetería más grande del mundo. Inversión, estrategia y esfuerzo han confluido para conseguir sus objetivos. Parte de su éxito se debe a la financiación de los business angels que depositaron su confianza en el negocio.
  4. Body Shop. Es otra de las grandes empresas cuyo éxito se debe, en gran parte, al apoyo inicial del business angel Ian McGLinn. Era el dueño de un taller mecánico y quien prestó a los fundadores de Body Shop 10.000 libras esterlinas en la fase semilla de la empresa. La compañía nació en Brighton hacia 1976, cuando empezó con la venta de productos de belleza en botellas recargables.
  5. Facebook. Cuando Zuckerberg decidió alquilar una casa en California para instalar el centro de operaciones de la empresa, nunca pudo imaginar el éxito que Facebook lograría después. “Se asocia con Sean Parker, fundador de Napster, y consiguió una inversión muy importante de 450.000 euros del cofundador de PayPal, Peter Thiel” (Marketing4 eCommerce). Jim Breyer es otro de esos nombre reconocidos que decidieron apostar por el proyecto universitario Facebook con 12 millones de dólares. 

Llámalo inversor privado, informal, ángel o particular. Es parte del éxito de las empresas, de esas personas que convierten en oro todo lo que tocan. 

¿Quieres conocer más detalles acerca de la fuente de financiación más demandada por las startups? Síguenos cada semana en La Roseta y no te pierdas nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba